Un paraíso que resiste la fea codicia

ValparaisoLa belleza es una prolongación de nuestros sentidos aferrados a la vida más digna y placentera posible, a la felicidad que todo hombre y mujer merece. Así, al transformar la naturaleza, de por sí bella, intentamos que los cambios sean acordes y que prolonguen lo que la Tierra ya nos ofrece a destajo. La codicia es contraria a esa natural búsqueda humana, arrasa, destruye, afea, hace rectas las suavidad de las curvas, todo por acumular en pocas manos lo que en verdad es de muchos.

Valparaíso es agredida por las inmobiliarias con sus edificios que quitan el sol y la vista al mar a los vecinos más antiguos. Para ello cuentan con permisos de edificación aprobados dos días antes de que se pusiera en funcionamiento el plano regulador que limita la construcción en altura.

Del mismo modo observamos la proliferación de centros comerciales, como supermercados, que a la vista de muchos pueden parecer símbolos de modernidad, pero que también significa la muerte de cientos de comerciantes de barrios y, por lo tanto, cesantía (…Continuar leyendo en el Blog de Jorge Bustos)

Anuncios

Envíenos sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: