Archive for ‘Municipalidad’

12/12/2012

Un paraíso que resiste la fea codicia

ValparaisoLa belleza es una prolongación de nuestros sentidos aferrados a la vida más digna y placentera posible, a la felicidad que todo hombre y mujer merece. Así, al transformar la naturaleza, de por sí bella, intentamos que los cambios sean acordes y que prolonguen lo que la Tierra ya nos ofrece a destajo. La codicia es contraria a esa natural búsqueda humana, arrasa, destruye, afea, hace rectas las suavidad de las curvas, todo por acumular en pocas manos lo que en verdad es de muchos.

Valparaíso es agredida por las inmobiliarias con sus edificios que quitan el sol y la vista al mar a los vecinos más antiguos. Para ello cuentan con permisos de edificación aprobados dos días antes de que se pusiera en funcionamiento el plano regulador que limita la construcción en altura.

Del mismo modo observamos la proliferación de centros comerciales, como supermercados, que a la vista de muchos pueden parecer símbolos de modernidad, pero que también significa la muerte de cientos de comerciantes de barrios y, por lo tanto, cesantía (…Continuar leyendo en el Blog de Jorge Bustos)

Anuncios
29/11/2012

Sin alfombras que tapen la inmundicia

Nobleza obliga y con la misma fuerza que se critica y denuncia lo mal habido, hecho y hasta el notable abandono de deberes, es menester ser capaz de reconocer cuando funcionarios públicos asumen su rol y desafían la mediocridad, a los oscuros intereses y levantan la alfombra para sacar la basura allí oculta.

El mismo día que varios concejales presentaban su renuncia por término del período para el cual fueron electos, el Concejo Municipal aprobó, por mayoría absoluta, una concesión por 10 años con un costo para la ciudad de 12 mil millones de pesos. Sin embargo, el departamento jurídico del municipio desestimó dicho acuerdo por ilegal y por carecer del quórum calificado necesario para concesiones.

Sin duda llama la atención y surgen de inmediato las sospechas acerca de cómo es que los concejales Opazo, Murillo, Barriento y Silva, derrotados y salientes en el cargo, se empeñaron en aprobar esta concesión, que movía estos políticos locales a ser tan trabajólicos en estos menesteres (…Continuar leyendo en el Blog de Jorge Bustos)