Convocatoria Asamblea Abierta: Nueva Fuerza para un Valparaíso y un Chile Mejor

Sábado 24 de noviembre – 15.30 hrs
Universidad ARCIS
(Baquedano con Avenida Francia, Valparaíso)

El escenario de transformaciones en la economía y la subjetividad en Chile, hacen necesarias nuevas formas de organización para reactivar la acción política. El agotamiento de los “proyectos tradicionales” presentes en la realidad chilena resulta evidente, tanto de aquellos que durante estos años han contado con representación parlamentaria, como de aquellos que se han mantenido fuera del sistema político representativo.

En este escenario, especialmente confuso desde el punto de vista político-electoral -más aún si consideramos el nuevo padrón de votantes y la alta abstención en las recientes elecciones municipales- emergen diversas voces autoproclamándose la representación de una diferencia, una distinción, un cambio con respecto a aquellos proyectos que se declaran agotados.

La mayoría de estos proyectos intentan competir -en una suerte de ruleta rusa- para ver si reciben al final de la jugada, una tajadita del sistema.

El problema de estos proyectos es que parecen querer hacer política sin confrontar lo establecido, sino que para administrar “el lugar” de la política, mientras se asume un consenso en torno al sistema que la política debe administrar. Esto, en la práctica, reproduce el orden fundante y, finalmente, refuerza su mantención en el tiempo.

Esta separación entre política y antagonismo, es uno de los mayores logros de la transformación de la subjetividad producida a partir de la implementación del modelo neoliberal en Chile.

La política ha sido vaciada de su significado histórico vinculado a la confrontación de proyectos históricos, modelos de sujeto y sociedad, y proyectos de vida personal. La idea que la mayoría de la gente dediquemos parte de nuestro esfuerzo personal, nuestro tiempo, nuestros recursos, nuestro trabajo, al desarrollo de un proyecto político hoy resulta extemporáneo.

En este contexto, resulta evidente la necesidad de activar una experiencia política que se proponga reconstruir un antagonismo movilizador, vitalizador, activador de una acción política de largo plazo, que sin atolondrarse, se proponga avanzar a través del diálogo entre lo local y lo global, en la construcción de un discurso político capaz de convocar a los nuevos sujetos de nuestra sociedad.

La formulación de un proyecto de estas características supone recuperar la idea de participación activa, de protagonismo y de compromiso.

El desafío de hoy es abrir un debate sobre cómo podemos organizarnos para enfrentar el actual estado de cosas. Imaginarnos un tipo orgánica que integre positivamente el valor del compromiso activo y protagónico con la creatividad y la flexibilidad.

Debemos ser capaces de construir de manera creativa una nueva manera de trabajo, democrático y participativo, así como también formal y efectivo para iniciar un proyecto político de cambio con resultados en el mediano y largo plazo.

La invitación de esta jornada es a debatir sobre cómo podemos organizarnos, ¿qué tipo de orgánica podemos construir? ¿Qué modelo de funcionamiento podemos asumir? Si hoy somos capaces de construir un acuerdo sobre aquellos elementos mínimos que deben sustentar la estructura de un proyecto político novedoso, estaremos dando un paso para consolidar lo avanzado en la reciente elección municipal.

__________________

NUEVA FUERZA
Con la fuerza de la razón. Por la soberanía y la justicia social

NUEVA FUERZA surge como un instrumento político de las organizaciones y dirigentes del mundo social para derrotar a la partitocracia, al duopolio político que ha gobernado Chile por más de dos décadas, favoreciendo la concentración de la riqueza en unas pocas manos, favoreciendo la explotación y marginación de los trabajadores y ciudadanos de este país, favoreciendo la depredación de nuestras riquezas y recursos naturales por parte de los capitales transnacionales.

Nuestro pueblo ha comenzado a movilizarse. Los ambientalistas, los estudiantes, son las ciudades de las Regiones más postergadas de la nación las que se levantan. La ciudadanía comienza a despertar; ahora, el próximo paso, debe ser la organización.

Una ciudadanía movilizada y organizada, puede y debe desplazar de los espacios de poder a la minoría económica dominante.

NUEVA FUERZA se constituye como un movimiento, como una organización capaz de operar en redes, respetando la autonomía de sus partes y la diversidad de sus componentes. Un movimiento que opera como un todo a partir de su unidad programática.

La unidad convocante de este movimiento se resuelve en 5 puntos básicos irrenunciables:

1.- La defensa, promoción y ejercicio efectivo de los derechos humanos, interpelando al Estado respecto de sus compromisos y obligaciones en materias de Trabajo, Salud, Educación, Vivienda, Previsión Social y Protección del Medio Ambiente.

2.- La Soberanía Nacional expresada en la recuperación de las riquezas naturales del país. El agua, el cobre, el litio, los recursos marinos, etc, deben ser puestos bajo dominio y al servicio de todos los chilenos.

3.- El fin al lucro en Salud, Educación y Previsión Social; el fin a la especulación y a las privatizaciones. El Estado debe cumplir los roles de regulación y producción para beneficio de todo el país.

4.- La descentralización política y económica del poder. La autonomía de las regiones, de las comunas, de las organizaciones territoriales, es fundamental para el desarrollo de las mismas. Una localidad que posea ciertas riquezas naturales o una actividad económica potente propia del lugar, debe ser la beneficiaria primera de las ganancias que de allí se generen. Las riquezas naturales pertenecen a todo el pueblo y la distribución de sus beneficios debe realizarse bajo el criterio de un desarrollo sustentable, armónico y unificado de todo el país.

5.- Todo lo anterior no es posible alcanzar en el marco de un sistema político-económico representado en la “Constitución del 80”; normativa que terminó siendo legitimada por los sucesivos gobiernos de la Concertación, la que a su vez, consolidó y profundizó el modelo neoliberal impuesto en dictadura. Por lo tanto, es tarea prioritaria de todas las organizaciones y ciudadanos que buscamos cambios de raíz para superar las injusticias en nuestro país, el trabajar por una Asamblea Constituyente Soberana, que nos permita definir e implementar una nueva y democrática Constitución Política del Estado de Chile.

COMITÉ ORGANIZADOR ASAMBLEA NUEVA FUERZA

Anuncios

One Trackback to “Convocatoria Asamblea Abierta: Nueva Fuerza para un Valparaíso y un Chile Mejor”

Envíenos sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: