Abril mentiras mil

< Volver a Blog de Jorge Bustos

(4 de mayo, 2012)

Hace unos meses atrás, los ministros y los directores de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) en pleno cacarearon que en abril se licitaría el frente de atraque Nº2, que se iniciarían obras en Puerto Barón y se ampliaría en 120 metros el sitio Nº3 de Terminal Pacífico Sur.

Una cantidad no menor de trabajadores portuarios empezaron a sacar cuentas alegres y de qué harían con los millones de la indemnización; no se movilizaron, no protestaron. Como en y desde el 2007, esperaron que llegara abril para que al final de mes los hábiles dirigentes inventen algo que justifique que otra vez, al igual que desde el 2007, no habrá licitación. Aunque al final del mes se hiciera conferencia con subsecretaria incluida y seminario para convencer a los porteños de que lo mejor para nuestra ciudad es tapar el Muelle Prat y la Poza con cemento para que podamos (dijo la mosca) recibir tres Pos Panamá.

El Alcalde Castro y concejalillos -y a lo menos un diputado- se limaban las uñas. Y no era para menos: los ministros defendían la posibilidad de respetar los oscuros acuerdos para construir un Mall en terrenos portuarios.

Lo pintoresco fue ver a un grupo de tipos que parecían telettubies pintando muros en Valparaíso para ganarse la simpatía de los porteños, bajo la consigna “Yo Pinto Valparaíso”.

Se fue abril y el cielo no mostró lluvias mil, menos licitación del frente de atraque Nº2, empantanado por la EPV, en el Tribunal de la Libre Competencia. No se iniciarán las obras de la ampliación de los 120 metros por la denuncia que hiciésemos a la Unesco. Y no tiene para cuándo partir el sucio y “oscuro proyecto Mall Barón”.

El parlanchín y delirante Longueira sin duda alguna no se quedará tranquilo y se las cobrará con alguien se desquitará, porque él no se prestará para hacer el ridículo, ni menos dejar sin demostrar el poder de un gran estadista. Veremos en un futuro próximo varios ejecutivos de la EPV con caras apenadas y largas. La hora de su fin se acerca y era que no, si desde 2007 que vienen licitando, regalan 21,5 millones de dólares al retail (Falabella) en subvenciones, venden en 2,25 UF terrenos que compraron en 19 UF, contratan asesorías brujas por millones de dólares, con dineros que los portuarios producimos.

Es que no es para menos: Han cuenteado desde el 2007 a los trabajadores, a las autoridades regionales y, el año pasado, le tocó el turno a los ministros, casi todos muertos de susto arriba de las Gantry haciendo declaraciones, más tiritones que canasto con guatitas, parecían aprendiz de trapecistas de circo de mala muerte.

Por último decir que nosotros, los porteños, no permitiremos que se sigan desarrollando proyectos que agredan nuestra fisonomía, que reemplacen nuestras formas identitarias y que nos expulsen de nuestras zonas de asentamiento y transformen en usuarios de un territorio que fue nuestro y que suponía que su rescate era para nosotros.

Se fue abril igual que otros años: los viejos no tendrán derecho a jubilarse, no tendrán los mismos derechos de los trabajadores formales, varios de los nuestros se endeudaron porque otra vez creyeron que esta vez sí se licitaría el Espigón. La diferencia es que esta temporada fue más corta y lo más probable es que lo que se juntó en la temporada no alcance para el invierno.

< Volver a Blog de Jorge Bustos

Anuncios

Envíenos sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: