El super-mercado que los cegó

La ambición puede llegar a enfermar, a convertirse en un camino sin retorno, en un tránsito en el cual sólo tenga sentido el tener, el acaparar, pasando por alto todo lo demás, en especial lo único que importa: el ser, los seres humanos, nuestras familias, amigos, vecinos, nuestra ciudad.

Eso es lo que parece suceder en nuestro querido puerto. Las autoridades se preocupan de cuánto, no de para qué. Autorizan malls y obras sin verificar su factibilidad, su aporte real a este valle paraíso y menos a su gente.

Lo dijimos y así fue: la Dirección de Obras Municipales, a cargo de la Sra. Adriana Germain Peirano, nuevamente incurrió en falta al certificar en forma “parcial” las obras de Estación Puerto, incluido para operaciones un supermercado que no estaba en la propuesta original. Y ahora que el mismo municipio asume que nuestra denuncia temprana era acertada, rechaza el permiso mentado.

Lo advertimos, para seguir con esta obra, con este negocio, debían hacer un nuevo informe de impacto vial, pues se trataba de un nuevo proyecto. Y ahí están, sufriendo su terquedad y torpeza obsesa, que sólo vio cuánto podrían ganar y no el daño que harían.

Hablamos de un proyecto de costo (sólo por su modificación) de $697.313.915, casi 700 mil millones de pesos, que implica un pago por derechos al municipio de $9.575.957, ¡más de nueve mil quinientos millones de pesos! Eso fue lo que las autoridades vieron y esas cifras ocultaron a sus ojos no sólo los problemas que acarrearía una obra que, por ejemplo requiere sitios de carga y descarga, sino que se cegaron hasta en su deber, o sea, en el cumplimiento de las normas que la DOM debe exigir.

Nosotros, en cambio, tenemos la convicción del compromiso con este, nuestro puerto hermoso y valioso, pero sobre todo con los porteños y porteñas que lo habitan. Vigilaremos cada paso de la DOM, cada negocio en que incurra el municipio en estos, los últimos días al mando de la UDI, de los representantes de Piñera y de sus socios del modelo que tanta ruina han impuesto y tanto pesar ha acarreado a nuestra ciudad.

Vigilamos, denunciamos y trabajamos porque queda poco para que la ceguera ambiciosa dé paso a la visión de la acción ciudadana con una Nueva Fuerza inteligente, seria y potente porque su motivo, su sentido, es la gente de la orilla, nuestra gente trabajadora, creadora y luminosa. La que ve que lo oscuro desaparece con este mañana que construimos mirando al mar, sin fronteras, sin límites pequeños, porque somos Valparaíso y Valparaíso es nuestro mañana, el de nuestros hijos e hijas. Eso no se vende.

Anuncios

Envíenos sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: