¡Qué sabe EPV de grandes obras!

Está claro, ni Chejov ni Allan Poe fueron capaces de tejer tamaño misterio intrincado y complejo como el elaborado por la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), cuyas razones y obras, decididamente, no son amores. Ahora nos enteramos que sin decir agua va, sus brillantes y pulcros ejecutivos rechazaron de plano el Proyecto Venecia  de expansión portuaria presentado por Terminal Pacifico Sur (TPS), argumentando que está fuera de plazo, que el Muelle Prat dejaría de ser lo que es y que no cuenta con los permisos.

Lo que EPV pretende ocultar, bajo tanto libreto caro, es que los planes de expansión del puerto que transformarán lo que hoy día conocemos como Valparaíso, se contraponen al concepto de ciudad anfiteatro y ponen fin a la relación de sus habitantes con el mar.

Así se expone en el documental “Puerto para Ciudadanos, Ciudad para los Porteños“, cuyo trailer fue expuesto en la XVIII Bienal de Arquitectura, y que este jueves 10 de enero presentará la delegación regional del Colegio de Arquitectos de Chile, en una invitación abierta, a las 11:00 horas, en Blanco 1068, 5° piso. La obra invita a dialogar y reflexionar sobre el destino del borde costero de la ciudad, en relación al presente y futuro portuario, patrimonial y ciudadano.

Las organizaciones sociales de Valparaíso han hecho ya varios esfuerzos  por iniciar un diálogo acerca de la compatibilidad de los planes de expansión de la empresa portuaria EPV, con lo que la ciudad necesita para desarrollarse en el tiempo.

Los efectos computacionales posibilitan, en el documental, impactantes imágenes que muestran el efecto que tendría para nuestros vecinos la ampliación del puerto  propuesta por EPV, al punto que las torres de contenedores y la instalación de gigantescas grúas impedirá para siempre la visión del mar desde el plan de la ciudad.

Esa postura abierta al diálogo que recogería más y mejores visiones para decidir cómo se debe en democracia, ha sido abortada de un golpe por los libretistas directivos de la Empresa Portuaria de Valparaíso. Para ellos, el puerto debe ser una abstracción como el capital financiero, única razón que explicaría por qué nunca se han integrado a la ciudad, jamás les ha importado el desarrollo de ésta y menos se han esforzado en mantener una relación armónica con el espacio que la cobija; sus decisiones han sido estrictamente empresariales, pero de aquellas cortoplacistas, con cero sensibilidad por el espíritu y las características culturales y patrimoniales de este precioso rincón del mundo que es conocido planetariamente por sus especiales características y belleza. ¡¡¡Qué saben esos ejecutivos de integralidad, el concepto que prima en las decisiones modernas!!!

Los directivos de EPV no son porteños, los que deciden qué es lo mejor para nuestra ciudad son de otras latitudes, individuos automatizados en busca de ganancia fácil, frente a quienes la Metro Goldwyn Meyer sucumbiría antes de producir obras maestras como “Lo que el viento se llevó” y para los cuales el mejor libreto es aquel que nada dice.

Jorge Bustos
Dirigente de los Trabajadores Portuarios
Ex candidato a Alcalde por Valparaíso
Movimiento Nueva Fuerza

Anuncios

One Trackback to “¡Qué sabe EPV de grandes obras!”

Envíenos sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: