Sin alfombras que tapen la inmundicia

Nobleza obliga y con la misma fuerza que se critica y denuncia lo mal habido, hecho y hasta el notable abandono de deberes, es menester ser capaz de reconocer cuando funcionarios públicos asumen su rol y desafían la mediocridad, a los oscuros intereses y levantan la alfombra para sacar la basura allí oculta.

El mismo día que varios concejales presentaban su renuncia por término del período para el cual fueron electos, el Concejo Municipal aprobó, por mayoría absoluta, una concesión por 10 años con un costo para la ciudad de 12 mil millones de pesos. Sin embargo, el departamento jurídico del municipio desestimó dicho acuerdo por ilegal y por carecer del quórum calificado necesario para concesiones.

Sin duda llama la atención y surgen de inmediato las sospechas acerca de cómo es que los concejales Opazo, Murillo, Barriento y Silva, derrotados y salientes en el cargo, se empeñaron en aprobar esta concesión, que movía estos políticos locales a ser tan trabajólicos en estos menesteres..

Uno podría también preguntarse cómo es que un tema como el del Quórum Calificado, no estuviera en las mentes de estos concejales dada su larga trayectoria en el “servicio público”, cómo es que nadie reparara en que Jorge Velásquez, el supuesto concesionario, sea el mismo que desde Pinto hasta Castro ha sido permanentemente beneficiado para gozar del dinero de la ciudad.

Es una pena que tanto discurso no sirviera de nada y que al final de cuentas la concesión no se aprobara ya que el departamento jurídico lo rechazó por no estar ajustado a la legalidad. Esos funcionarios impidieron en ese acto que los ágiles concejales vieran cumplidos sus deseos de dejar todo amarradito antes de cesar en sus cargos.

Así las cosas, el “nuevo” alcalde y los “nuevos” concejales deberán ver y analizar el contrato de arriendo y mantención de los camiones de recolección de basura y maquinaria pesada de nuestra ciudad. Es de esperar que, por lo menos, sea cuestionado el proceso express, se conozcan otros oferentes (básicos para la legalidad de una licitación pública) y por qué, curiosamente, los contratos anteriores fueron siempre prorrogados sin mediar trámite de transparencia mínima, cuestión que recién este año, por denuncias en la Contraloría fue cuestionada.

Seguiremos atentos y vigilantes a lo que pasa en el municipio, a cómo se gastan las autoridades los dineros que son nuestros. Hablamos de 1.200 millones anuales (100 millones mensuales). Esa es la módica cifra que recibe Jorge Velasquez por mantener los camiones recolectores de basura operativos y en las calles, limpiando nuestra ciudad, mientras, bajo la alfombra, quedaba la inmundicia de procedimientos ilegales, oscuros y ciertamente privados.

Jorge Bustos
Dirigente de los Trabajadores Portuarios
Ex Candidato a Alcalde, Movimiento Nuevo Fuerza

Anuncios

One Trackback to “Sin alfombras que tapen la inmundicia”

Envíenos sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: