Un negocio “Mall” avenido

La acción humana suele ser impredecible, salvo cuando el interés está claro. Eso es lo que demuestra siempre una movilización ciudadana como la convocada por “La Coordinadora de Ciudades Puertos” para el 10 de septiembre próximo.

Bastó el anuncio y la desesperación se apoderó de los que veían cómo se les escapaba un negocio multimillonario. Los llamados empezaron a colapsar las oficinas de los ministros y estos, a su vez, subieron y bajaron a sus empleados representantes en las empresas estatales implicadas en la colusión ilegal e ilegítima.

Claro, el tema no era para menos, no sólo el recuerdo de la “gesta histórica del 11” podría ser empañada, sino que, en el fondo la protesta de los porteños y porteñas develaría el negocio que tienen encomendado por sus patrones desde ese Golpe del 73, cuyo fin fue siempre vender la Patria y no defenderla de la “intromisión extranjera”.

De hecho, eso es lo único que han realizado desde esa fecha. Se han dedicado a vender todas las riquezas naturales y estratégicas de nuestro suelo: el agua, la luz, los minerales, los bosques, etc. Y lo han hecho con el sometimiento de la política criolla al neoliberalismo, motivo por el cual hoy la partidocracia es rechazada por un 70 % de los chilenos.

La semana pasada la prensa anunció que el alcalde en ejercicio habría pedido a la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) que detenga la entrega de “El Cierre” de la Puerta Barón, hasta que se aprueben algunos permisos  pendientes. La razón de tal información no es otra sino el miedo a los ciudadanos, a los porteños y porteñas como nosotros, pues saben que estamos decididos a impedir la construcción del Mall. Y estamos decididos porque tenemos la razón, como lo confirmó el informe de la fiscalizadora internacional Icomos, que ratificó nuestras sospechas acerca de los peligros que corre la declaratoria Patrimonial de nuestra ciudad, por la incapacidad de quienes han administrado el municipio.

Pero ¿es incapacidad lo que vemos?, ¿cómo tanto? ¿Es posible que nadie de la Concertación y la derecha se percatara que está en riesgo nuestra pertenencia al exclusivo grupo de ciudades Patrimonio Cultural de la Humanidad? ¿Es tontera pura o mejor pasar por menso que involucrado en hechos impresentables?

En conversaciones con vecinos de la zona patrimonial, varios nos dijeron que fueron “corridos” de sus propios barrios; que el Estado y sus administradores les habrían impedido gozar de esa declaratoria mundial; que dueños de casas centenarias y, por lo tanto, con muchos herederos, constituidos en verdaderas cooperativas, no podían acceder a créditos para levantar negocios, a diferencia de “otros” como los que invaden el cerro Concepción, por ejemplo.

Esta incapacidad, tontera, pelotudez o como quiera llamársele de parte de EPV, de querer construir un Mall sobre un monumento arquitectónico nacional, de querer ampliar el puerto en una zona protegida por la Unesco y licitar un proyecto en terrenos de “resguardo” o “amortiguación” de la propiedad patrimonial, no sería posible siquiera atreverse a plantearlo, si existiera  un Plan Maestro de Conservación Patrimonial. Y ellos lo saben.

Por lo tanto, la estupidez, la inoperancia, la tontera, no es  tal. Más bien vemos una acción concertada de ciertas autoridades, fácilmente identificables, con el propósito de hacer todos los negocios posibles antes de tener un plan rector, pues este los ataría de manos ya que, una vez sancionado, las zonas de conservación pasan a ser intocables por ley.

Esta tesis, aunque no compartida por muchos, cobra sentido por la desesperación evidente de quienes han pretendido pasar por encima de quienes queremos y nos jugamos por defender la ciudad y su cultura.

El temor a la ciudadanía no es casual ni obedece a una postura ignorante. Todo lo contrario: su ideología es el negocio, para eso viven y de sus migajas se llenan; si los porteños y las porteñas los desnudamos, les jodemos el negocio y su estilo de vida. Por eso anuncian postergaciones y nada de lo que deben hacer: un Plan Maestro ahora que imponga las reglas definitivas para asegurar a nuestro Valparaíso entre los exclusivos de la humanidad, lo que merecemos y que reconoce la obra de siglos de nuestras familias por haber construido un rincón del mundo especial, que debe potenciar y enorgullecer a su gente y a nuestro país.

Jorge Bustos
Candidato Independiente
Valparaíso

Anuncios

One Trackback to “Un negocio “Mall” avenido”

Envíenos sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: